Categorías
COVID-19

Científicos mexicanos desarrollan terapia contra inflamación ocasionada por covid-19

Científicos mexicanos desarrollaron un protocolo con un medicamento que demostró ayudar a tratar el proceso inflamatorio que provoca el covid-19, lo cual permite no solo evitar una condición grave, sino también a frenar los efectos a largo plazo de este padecimiento.

“La inflamación que provoca la covid-19, si es extremadamente grave, puede afectar a los pulmones, pero también a otros órganos como el corazón, el riñón, el páncreas, el hígado y producir una falla multiorgánica”, precisó a EFE la doctora Janette Furuzawa, líder del equipo que realizó un estudio en México.

El estudio, realizado en el Instituto Nacional de Nutrición, utilizó al colágeno polivinilpirrolidona, también conocido como fibroquel, un medicamento 100 % mexicano, que tiene como principal efecto la regulación de la inflamación, tanto a nivel local como sistémico.

Furuzawa explicó que una característica que presentan los pacientes con coronavirus es la hiperinflamación sistémica, que en su forma descompensada puede causar la muerte.

La experta detalló que el medicamento tiene propiedades farmacológicas especiales, pues regula la inflamación y repara con una alta calidad los tejidos que son dañados por ésta.

Esto ocurre gracias a que el medicamento provoca que las células empiecen a sintetizar las proteínas del tejido y eso crea una reparación de alta calidad.

“Al final no solamente el medicamento disminuye las moléculas que producen inflamación, sino que promueve aquellas moléculas que evitan la inflamación”, precisó.

“Al final no solamente el medicamento disminuye las moléculas que producen inflamación, sino que promueve aquellas moléculas que evitan la inflamación”, precisó.

El medicamento es utilizado como un modulador de la inflamación y del metabolismo de los componentes del tejido conjuntivo en diversas enfermedades, entre las que se incluyen la osteoartritis, la pseudoartrosis, las heridas y la consolidación ósea.

Además, está registrado en la Secretaría de Salud y cuenta con clave en el cuadro básico. Aunado a ello, la especialista aseguró que fibroquel no tiene efectos adversos, pues los pacientes solo han reportado una sensación de un leve ardor al momento de la aplicación.

Científicos mexicanos desarrollaron un protocolo con un medicamento que demostró ayudar a tratar el proceso inflamatorio que provoca el covid-19, lo cual permite no solo evitar una condición grave, sino también a frenar los efectos a largo plazo de este padecimiento.

“La inflamación que provoca la covid-19, si es extremadamente grave, puede afectar a los pulmones, pero también a otros órganos como el corazón, el riñón, el páncreas, el hígado y producir una falla multiorgánica”, precisó a EFE la doctora Janette Furuzawa, líder del equipo que realizó un estudio en México.

El estudio, realizado en el Instituto Nacional de Nutrición, utilizó al colágeno polivinilpirrolidona, también conocido como fibroquel, un medicamento 100 % mexicano, que tiene como principal efecto la regulación de la inflamación, tanto a nivel local como sistémico.

Furuzawa explicó que una característica que presentan los pacientes con coronavirus es la hiperinflamación sistémica, que en su forma descompensada puede causar la muerte.

La experta detalló que el medicamento tiene propiedades farmacológicas especiales, pues regula la inflamación y repara con una alta calidad los tejidos que son dañados por ésta.

Esto ocurre gracias a que el medicamento provoca que las células empiecen a sintetizar las proteínas del tejido y eso crea una reparación de alta calidad.

“Al final no solamente el medicamento disminuye las moléculas que producen inflamación, sino que promueve aquellas moléculas que evitan la inflamación”, precisó.

“Al final no solamente el medicamento disminuye las moléculas que producen inflamación, sino que promueve aquellas moléculas que evitan la inflamación”, precisó.

El medicamento es utilizado como un modulador de la inflamación y del metabolismo de los componentes del tejido conjuntivo en diversas enfermedades, entre las que se incluyen la osteoartritis, la pseudoartrosis, las heridas y la consolidación ósea.

Además, está registrado en la Secretaría de Salud y cuenta con clave en el cuadro básico. Aunado a ello, la especialista aseguró que fibroquel no tiene efectos adversos, pues los pacientes solo han reportado una sensación de un leve ardor al momento de la aplicación.

Categorías
ACTUALIDAD COVID-19

Científicos de Bélgica encuentran la manera de bloquear la infección por Covid-19

Un grupo de científicos belgas ha conseguido aislar un tipo de azúcar presente en las células humanas y del que se sirve el virus de la covid-19 para infectar al paciente, de forma que impediría a este patógeno contagiar a los seres humanos, según publicó este martes la revista Nature Communications.También te puede interesar: Muertes confirmadas por Covid-19 en México llegan a 324,463

Desde 2020 se conoce que el SARS-CoV-2 interactúa con la proteína Spike antes de alcanzar el receptor ACE2, donde realmente se produce la infección, pero este grupo de científicos de las Universidades de Lovaina y Namur consiguió bloquear los contactos entre la proteína y el virus.

Cuando el virus se acerca a una célula, comienza a crear una serie de enlaces que le permiten agarrarse a ella, mientras busca un modo de alcanzar el receptor ACE2.

“El virus no golpea inmediatamente el receptor ACE2, tiene que explorar primero la superficie de nuestras células para encontrar la cerradura”, explicó el investigador David Alsteens en declaraciones al periódico belga Le Soir.

Sin embargo, gracias a una serie de azúcares 9-O-acetilados, los científicos han conseguido agregar un segundo candado que impide al virus acceder a la cerradura que le da paso al ansiado receptor ACE2 y que, por tanto, impide la infección.

Un grupo de científicos belgas ha conseguido aislar un tipo de azúcar presente en las células humanas y del que se sirve el virus de la covid-19 para infectar al paciente, de forma que impediría a este patógeno contagiar a los seres humanos, según publicó este martes la revista Nature Communications.También te puede interesar: Muertes confirmadas por Covid-19 en México llegan a 324,463

Desde 2020 se conoce que el SARS-CoV-2 interactúa con la proteína Spike antes de alcanzar el receptor ACE2, donde realmente se produce la infección, pero este grupo de científicos de las Universidades de Lovaina y Namur consiguió bloquear los contactos entre la proteína y el virus.

Cuando el virus se acerca a una célula, comienza a crear una serie de enlaces que le permiten agarrarse a ella, mientras busca un modo de alcanzar el receptor ACE2.

“El virus no golpea inmediatamente el receptor ACE2, tiene que explorar primero la superficie de nuestras células para encontrar la cerradura”, explicó el investigador David Alsteens en declaraciones al periódico belga Le Soir.

Sin embargo, gracias a una serie de azúcares 9-O-acetilados, los científicos han conseguido agregar un segundo candado que impide al virus acceder a la cerradura que le da paso al ansiado receptor ACE2 y que, por tanto, impide la infección.

Sin posibilidades de infectar la célula, el virus muere, como máximo, en un periodo de varias horas, sin haber podido infectar ninguna célula ni reproducirse dentro del cuerpo humano, lo que haría de este fármaco un sistema mucho más efectivo que las vacunas, que previenen los casos más graves, pero no impiden la infección.

Este descubrimiento abre la puerta a la creación de nuevos antivirales que faciliten la erradicación completa del virus, aunque por el momento su aplicación se empezará a estudiar en ratones y, en función de los resultados, se testará en seres humanos, por lo que aún necesita tiempo.

Alsteens, que se mostró muy satisfecho por las perspectivas de futuro del descubrimiento, apuntó en declaraciones al mencionado diario que este hallazgo podría ser especialmente importante “para proteger contra todas las variantes futuras y encontrar aplicaciones con otros tipos de virus”.

Sin posibilidades de infectar la célula, el virus muere, como máximo, en un periodo de varias horas, sin haber podido infectar ninguna célula ni reproducirse dentro del cuerpo humano, lo que haría de este fármaco un sistema mucho más efectivo que las vacunas, que previenen los casos más graves, pero no impiden la infección.

Este descubrimiento abre la puerta a la creación de nuevos antivirales que faciliten la erradicación completa del virus, aunque por el momento su aplicación se empezará a estudiar en ratones y, en función de los resultados, se testará en seres humanos, por lo que aún necesita tiempo.

Alsteens, que se mostró muy satisfecho por las perspectivas de futuro del descubrimiento, apuntó en declaraciones al mencionado diario que este hallazgo podría ser especialmente importante “para proteger contra todas las variantes futuras y encontrar aplicaciones con otros tipos de virus”.

Categorías
ACTUALIDAD COVID-19

‘Una variante más fatal’; la predicción ‘agua fiestas’ de Bill Gates sobre la COVID

Cuando por fin parecemos estar más cerca de la normalidad que predominaba en el mundo hasta antes de la pandemia de coronavirus en el 2020, llega una predicción «agua fiestas» de Bill Gates, el filántropo y multimillonario que ha sido de las voces más constantes para advertir de futuras pandemias y riesgos para la humanidad.

Ante el repunte de contagios y de la incidencia acumulada provocados por la variante Ómicron, la mayoría de países del mundo ha conseguido relajar las restricciones impuestas durante la pandemia, pero aunque las cosas parecen estar mejor respecto a la COVID-19, el fundador de Microsoft no se mostró tan optimista, aunque expuso que el escenario es poco probable.

«Todavía corremos el riesgo de que esta pandemia genere una variante más transmisora y fatal», dijo Gates para el medio Financial Times. «No quiero ser agorero ni pesimista, pero está muy por encima del 5% de riesgo de que de esta pandemia, ni siquiera hayamos visto lo peor».

El empresario se mostró frustrado con la decisión de Reino Unido de recortar su ayuda al desarrollo internacional, con una reducción de su presupuesto anual de ayuda del 0.7% al 0.5% de la renta nacional bruta del país británico. Según el propio Gates, esta decisión supuso una menor inversión del Ejecutivo británico en áreas de salud como la poliomielitis y la salud reproductiva.

La solución a la pandemia, según Bill Gates

De acuerdo a uno de los cinco hombres más ricos del planeta, la solución pasaría por dos objetivos. La primera es que los Gobiernos de todo el mundo inviertan más dinero en la formación de epidemiólogos para que puedan detectar en el futuro con mayor rapidez cualquier amenaza sanitaria a nivel mundial.

El otro objetivo sería realizar una apuesta fuerte por la informática, en concreto, por los modeladores informáticos, para mejorar la coordinación entre países. Es decir, Bill Gates ha animado a todos los países a hacer un mayor esfuerzo para apostar por la sanidad. En este sentido, también puso como ejemplo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como organismo responsable de estas dos labores.

Categorías
ACTUALIDAD COVID-19

‘Estamos cada vez más ciegos ante la transmisión de la covid-19’; la advertencia de la OMS

El director de la Organización Mundial de la Salud instó a los países a mantener la vigilancia de las infecciones por coronavirus, afirmando que estamos «ciegos» ante la propagación del virus debido a la disminución de las tasas de análisis.

«A medida que muchos países reducen las pruebas, la OMS recibe cada vez menos información sobre la transmisión y la secuenciación«, dijo el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en la sede de la agencia de la ONU en Ginebra.

«Esto nos hace cada vez más ciegos a los patrones de transmisión y evolución«, añadió.

Alertan sobre baja inmunización

La OMS advirtió de que la pandemia de Covid-19 ha afectado a la inmunización sistemática de la región europea, lo que ha provocado un retroceso en la cobertura de inmunización en varios países y ha dejado a miles de niños en riesgo de contraer enfermedades prevenibles por vacunación.

En este sentido, el director regional de la OMS para Europa, el doctor Hans Henri P. Kluge, y la directora regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para Europa y Asia CentralAfshan Khan, han mencionado los brotes de poliovirus de origen vacunal en Tayikistán y Ucrania, y ahora en Israel.

«Las medidas eficaces de respuesta al brote en Tayikistán, que incluyen la intensificación de la vigilancia de la poliomielitis y tres rondas de inmunización suplementaria de todos los niños menores de 6 años, han interrumpido con toda probabilidad la transmisión del virus en el país», aseguraron.

Categorías
COVID-19

Pacientes hospitalizados con Ómicron tienen misma gravedad que aquellos con Delta

Los pacientes hospitalizados con las variantes Ómicron o Delta de la COVID-19 requieren niveles similares de asistencia respiratoria y cuidados intensivos, según un nuevo estudio del Johns Hopkins (Estados Unidos).

Es una creencia común que la variante Ómicron es menos grave que las variantes anteriores. Queríamos poner eso a prueba y ver si los resultados clínicos y las cargas virales realmente diferían entre las infecciones delta y omicrón», explica Heba Mostafa, autora principal del estudio, que se ha publicado en la revista científica ‘eBioMedicine’.

El equipo de investigación recogió muestras clínicas de más de 2.000 pacientes que dieron positivo en la prueba del SRAS-CoV-2, y luego determinó con qué variante se había infectado cada paciente. A continuación, midieron la carga viral, es decir, la cantidad de virus que se encontraba en el cuerpo de cada paciente. Por último, obtuvieron el resultado clínico de cada paciente para compararlo.

El estudio descubrió que los pacientes con ómicron tenían menos probabilidades de requerir hospitalización que los pacientes con Delta, independientemente del estado de vacunación. Sólo el 3 por ciento de los pacientes con ómicron fueron ingresados en el hospital, en comparación con el 13.8 por ciento de los pacientes con Delta.

El estudio también encontró que los pacientes con ómicron que requirieron hospitalización mostraron una necesidad similar de oxígeno suplementario y cuidados intensivos que los pacientes con delta hospitalizados.

En el caso de los pacientes con ómicron ingresados en el hospital, el 67.6 por ciento necesitó oxígeno suplementario y el 17.6 por ciento fue llevado a la unidad de cuidados intensivos (UCI). Del mismo modo, el 73 por ciento de los pacientes hospitalizados con delta necesitaron oxígeno suplementario y el 25.4 por ciento requirieron cuidados en la UCI.

El estudio no encontró diferencias significativas en las cargas virales entre los pacientes con ómicron y los con delta, independientemente del estado de vacunación.

Mostafa afirma que la investigación demuestra que es imperativo que la gente se tome en serio ómicron y las posibles variantes futuras: «Es cierto que los pacientes con ómicron tenían una probabilidad significativamente menor de ser ingresados en el hospital que los pacientes con delta. Pero los pacientes con ómicron que sí necesitaron hospitalización se enfrentaron a un riesgo de enfermedad grave comparable al de los hospitalizados con delta. Para muchas personas, no se trata de una infección leve en absoluto».

Los datos utilizados en el estudio se tomaron de pacientes que dieron positivo en la prueba del SARS-CoV-2 entre la última semana de noviembre de 2021 y finales de diciembre de 2021. Al final de este periodo, ómicron había sustituido a delta como variante dominante, constituyendo el 95 por ciento de los linajes del virus.

Categorías
COVID-19

La capital de China se apresura a contener un brote de covid-19 ‘urgente y sombrío’ mientras continúa el confinamiento de Shanghái

Beijing se apresura a rastrear un brote de covid-19 que puede haberse estado propagando en la capital durante una semana, dijeron las autoridades de la ciudad durante el fin de semana, lo que aumenta la posibilidad de que pronto se implementen restricciones más estrictas en línea con otras ciudades chinas.

Chaoyang, uno de los distritos más grandes de la ciudad, anunció el domingo que lanzaría tres rondas de pruebas masivas para quienes trabajan y viven en el distrito, unos 3,5 millones de residentes, según el último censo.

El anuncio se produjo después de que se detectaran 11 casos en un período de 24 horas, lo que provocó compras de pánico en el distrito, que incluye el centro de negocios y varias embajadas extranjeras, ya que los residentes se apresuraron a abastecerse de productos básicos en caso de confinamiento a pesar de las garantías de las autoridades de que había abundantes suministros.

Las autoridades de Beijing dijeron durante el fin de semana que estaban rastreando casos en varios distritos y que involucran a estudiantes, grupos de turistas y trabajadores de decoración de interiores. La capital registró 19 nuevos casos locales el domingo, elevando el total en la ciudad desde el 22 de abril a 60, según datos nacionales de salud publicados el lunes por la mañana.

«La ciudad ha visto recientemente varios brotes que involucran múltiples cadenas de transmisión, y el riesgo de transmisión continua y no detectada es alto. La situación es urgente y sombría», dijo el funcionario municipal Tian Wei a los periodistas el sábado. «Toda la ciudad debe actuar de inmediato».

La presión para contener el brote en la capital surge a medida que los casos continúan creciendo en Shanghái, a pesar de un confinamiento fallido de semanas que ha paralizado el centro financiero. La ciudad reportó más de 19.000 casos nuevos y 51 muertes el domingo, según cifras oficiales publicadas el lunes por la mañana.

El recuento diario de muertes marca un récord desde que los funcionarios de la ciudad informaron por primera vez los fallecimientos en el brote en curso de la ciudad el lunes pasado, aunque se han planteado dudas sobre si los números representan todas las muertes.

En Beijing, las autoridades se movilizaron para frenar la transmisión, colocando varias comunidades residenciales en Chaoyang bajo «gestión de control», según los medios estatales, utilizando un término que generalmente significa que los residentes tienen prohibido abandonar el área mientras se someten a pruebas. Un funcionario del distrito advirtió el domingo que las interrupciones en los negocios y el trabajo eran inevitables en el curso de la lucha contra el brote.

La detección se incrementaría en grupos de turistas en la ciudad, luego de que se detectaran casos entre un grupo de turistas principalmente ancianos que ahora estaban en cuarentena, dijeron las autoridades el sábado. Al menos una aldea en un distrito suburbano de Beijing vinculada a un caso positivo también se cerró mientras se realizaban pruebas masivas.

La prisa por contener el brote se produce a medida que crecen los temores en China de que se podrían tomar medidas más estrictas a medida que el país se apega a una estricta política de «covid cero» para eliminar la propagación del virus en cada brote.

Esa política se ha enfrentado a su desafío más duro desde el 1 de marzo cuando la variante ómicron altamente transmisible provocó varios brotes simultáneos. El recuento de casos se ha disparado a niveles sin precedentes en China, impulsado por grandes brotes en la provincia nororiental de Jilin y Shanghái.

Los cierres y las cuarentenas forzadas en Shanghái han provocado ira y desesperación entre los ciudadanos, que han luchado por acceder a alimentos y atención médica. La ciudad había dicho anteriormente que no implementaría un cierre total en toda la ciudad, lo que dejó a muchos desprevenidos cuando los funcionarios cambiaron rápidamente de rumbo a fines del mes pasado.

Las restricciones también se han extendido a otras áreas con varias docenas de ciudades implementando algún tipo de restricciones de confinamiento, según un recuento a principios de este mes.

Categorías
COVID-19

COVID-19 || BA.2.12.1: la nueva subvariante de ómicron está en aumento en los EEUU

Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una nueva subvariante de ómicron, que se cree que es la más infecciosa hasta el momento, se está volviendo más frecuente en los EE.UU.

BA.2.12.1, que se estima que es entre un 23 y un 27 por ciento más transmisible que su predecesora, BA.2, actualmente representa aproximadamente 1 de cada 5 casos nuevos en todo Estados Unidos.

La variante está impulsando un resurgimiento en los casos de covid-19 observados en el norte del estado de Nueva York, informó la semana pasada el Departamento de Salud del estado.

“BA.2.12.1 ha aumentado rápidamente en proporción en los EE.UU. en comparación con otras subvariantes BA.2”, sobre todo en la región que incluye Nueva York y Nueva Jersey, dijo a CNN la portavoz de los CDC, Kristen Nordlund.

También se han detectado cinco casos de BA.2.12.1 en el Reino Unido. El consorcio Covid Genomics UK (COG-UK), que monitorea la propagación de nuevas variantes en Gran Bretaña, dice que la variante se detectó por primera vez el 23 de marzo.

La variante también se ha visto en Australia, Israel, Dinamarca y Austria.

No hay evidencia que sugiera que BA.2.12.1 cause una enfermedad más grave que la variante original de ómicron y sus diversos derivados.

La mayoría de los casos en los EE.UU., alrededor del 75 por ciento, todavía son causados por BA.2, que ha sido la variante dominante del país desde fines de marzo.

No está claro si BA.2.12.1 se propaga más rápidamente que otras subvariantes de ómicron porque es más contagiosa o es mejor para evadir las defensas inmunológicas del cuerpo.

La variante ha adquirido una mutación de particular interés, llamada L452Q, en su espícula viral, la parte del virus responsable de unirse y acceder a las células humanas.

“Ahora estamos comenzando a ver la evolución de nuevas subvariantes de ómicron que potencialmente tendrán un impacto”, tuiteó Trevor Bedford, virólog Fred Hutchinson Cancer Center.

Categorías
COVID-19

COVID-19 || Gran Bretaña bate récord: casi 5 millones de casos de COVID

La incidencia del coronavirus en Gran Bretaña alcanzó cifras récord: se calcula que 1 de cada 13 personas estuvo infectada por el virus en la última semana, según los últimos datos de la oficina británica de estadísticas.

Se estima que alrededor de 4,9 millones de personas contrajeron el COVID-19 en la semana que terminó el 26 de marzo, frente a los 4,3 millones de la semana anterior, informó la Oficina Nacional de Estadística el viernes. El último repunte está impulsado por la BA.2, una ramificación de la ómicron, que es una variante mucho más contagiosa y la dominante en todo el país.

Las tasas de hospitalización y mortalidad han vuelto a subir, aunque el número de decesos causados por el coronavirus es relativamente bajo comparado con los datos de principios de año. Sin embargo, las últimas cifras indican que el repunte importante de los contagios que comenzó a finales de febrero —cuando el primer ministro, Boris Johnson, retiró todas las restricciones en Inglaterra— continuó también en marzo.

La publicación de los datos coincidió con el final de las pruebas rápidas gratuitas para la mayoría de la población de Inglaterra, en el marco del plan de Johnson para “coexistir con el COVID”. Quienes no tengan problemas de salud previos que los hagan más vulnerables al virus tendrán que pagar por los tests para saber si están infectados.

“La estrategia gubernamental de ‘coexistir con el COVID’, consistente en eliminar cualquier tipo de mitigación, aislamiento, pruebas gratuitas y una parte considerable de nuestra vigilancia, no es más que ignorar a este virus de cara al futuro”, afirmó Stephen Griffin, profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds.

“Esta incidencia descontrolada pone en peligro la protección que ofrecen nuestras vacunas”, agregó. “Nuestras vacunas son excelentes, pero no son la panacea y no se debe dejar que soporten solas la carga del COVID”.

Más del 67% de la población británica de más de 12 años ha recibido la dosis de refuerzo de la vacuna. A partir del sábado, en Inglaterra se podrá solicitar la vacuna para los niños de entre 5 y 12 años.

Categorías
COVID-19 Estados Unidos

INTERNACIONAL || El resurgimiento del COVID-19 en el extranjero y los casos de alto perfil sirven de recordatorio a Biden: la pandemia no ha terminado

Cuando el presidente Biden entró sin mascarilla en el hemiciclo de la Cámara de Representantes para pronunciar su primer discurso sobre el estado de la Unión a principios de este mes, la Casa Blanca esperaba que fuera una señal de que el país había salido de la pandemia que desbordó los hospitales y mató a casi un millón de personas en todo el país.

Aun así, Biden no se proclamó vencedor, como lo hizo el verano pasado, cuando vio cómo se disparaban los casos y las hospitalizaciones mientras Estados Unidos era azotado por las variantes Delta y Ómicron del coronavirus. «No puedo prometer que no vaya a aparecer una nueva variante», dijo Biden. «Pero puedo prometer que haremos todo lo que esté en nuestras manos para estar preparados».

Ese acto de equilibrio pone de manifiesto cómo Biden sigue atrapado entre una población ansiosa por volver a la normalidad y las realidades de una pandemia que no parece remitir. Menos de dos semanas después de su discurso sin mascarilla ante el Congreso, se está produciendo un aumento de las infecciones en todo el mundo. En China, un pico de casos, atribuido a la variante Ómicron, extremadamente contagiosa, ha provocado cierres masivos. En Europa, los casos también están en aumento, una señal de que otro aumento de las infecciones podría estar a la vuelta de la esquina enEstados Unidos.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, reconoció el jueves el «gran riesgo de una nueva oleada».

Las personas cercanas al presidente también se han contagiado del virus. Doug Emhoff, el marido de la vicepresidenta Kamala Harris, dio positivo el martes. El primer ministro de Irlanda, Micheal Martin, dio positivo un día después, tras asistir a una gala con legisladores estadounidenses, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de San Francisco), que se sentó sin mascarilla a su lado.

Ese test positivo obligó a Biden a cancelar sus reuniones en persona por el día de San Patricio. El expresidente Obama dio positivo el lunes.

Esos casos y el aumento de las infecciones en todo el mundo se producen mientras las jurisdicciones locales y estatales, controladas tanto por demócratas como por republicanos, han reducido las restricciones relacionadas con la pandemia. Los expertos en salud pública afirman que la próxima oleada no podría llegar en peor momento, y que no hay mucho que el gobierno de Biden pueda hacer para mitigarla en las actuales circunstancias políticas.

Es probable que en Estados Unidos se produzca un aumento de las infecciones en las próximas semanas, según la Dra. Lisa Maragakis, directora principal de prevención de infecciones del Sistema de Salud Johns Hopkins.

La razón principal de ese posible aumento es un «cambio drástico en nuestro comportamiento», dijo Maragakis. Después de que las hospitalizaciones disminuyeran a principios de este año, los funcionarios del gobierno se mostraron «muy entusiastas a la hora de apresurarse a eliminar las restricciones». Eso en sí mismo establece las condiciones para el próximo aumento, por desgracia».

La Casa Blanca también parece estar ajustando sus estrategias en la búsqueda de la lucha contra el virus a la luz del afán del público por seguir adelante.

Esta semana, la administración anunció que sustituiría a su coordinador de respuesta al coronavirus, Jeff Zients, por el Dr. Ashish K. Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. Jha aparece con frecuencia en programas de noticias por cable y tuitea prolíficamente sobre la pandemia. Biden dijo en un comunicado que Jha es reconocido por su «sabia y calmada presencia pública» y que era «perfecto para el trabajo» de guiar a la nación en la siguiente fase de la pandemia.

Aunque sigue insistiendo en la necesidad de vacunarse -el 75% de los adultos están completamente vacunados, según las estadísticas federales-, el gobierno de Biden también está buscando más de 15.000 millones de dólares en el Congreso para reforzar la capacidad de pruebas del país y asegurarse de que los estadounidenses sin seguro médico tengan acceso a tratamientos gratuitos. El proyecto de ley de gastos se ha estancado en el Congreso, gracias a que los republicanos del Senado aprobaron a principios de este mes una resolución para poner fin a la declaración de emergencia del país.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el presidente sabe cómo gestionar la pandemia. Pero si el Congreso no aprueba nuevos gastos, la administración «corre el gran riesgo de quedarse sin dinero para hacerlo», dijo.

«El hecho de que el COVID no esté perturbando la vida de algunas de nuestras comunidades tanto como hace unas semanas, no significa que haya desaparecido», dijo Psaki. «No ha desaparecido».

Los expertos en salud dicen que el gobierno puede estar acercándose al punto en el que se centra más en cómo el virus está afectando a los hospitales en lugar de las infecciones en general.

Las vacunas estadounidenses han demostrado ser una formidable defensa contra la enfermedad grave. Dado que es probable que el virus siga propagándose por todo el mundo, «podría argumentarse que en este punto de la pandemia no deberíamos preocuparnos por las infecciones», dijo la doctora Leana Wen, profesora de salud pública de la Universidad George Washington. En su lugar, dijo, la nación podría estar vigilando de cerca cuando la enfermedad grave «amenaza con abrumar a nuestro sistema de salud».

Sin embargo, será un reto para el gobierno de Biden hacer esto sin fondos adicionales para aumentar la reserva de tratamientos, vacunas y pruebas, dijo Wen.

«La ventana para la preparación y la prevención es antes de que tengamos otra crisis», dijo. «Tenemos herramientas que antes no teníamos para luchar contra el COVID. Podemos permitir que la gente vuelva a la normalidad y proteger nuestro sistema sanitario para que no se vea desbordado de nuevo».

La forma en que se desarrolle el virus en los próximos meses tendrá probablemente implicaciones políticas para Biden y su partido, especialmente porque las encuestas muestran que los votantes están frustrados con la pandemia y la inflación, y suelen descargar su ira contra el partido en el poder. Los demócratas controlan por poco las dos cámaras del Congreso y tienen muchas probabilidades de no conservarlas, ya que el índice de aprobación de Biden no ha aumentado sustancialmente desde enero.

Una encuesta realizada el 17 de marzo por la Universidad de Monmouth muestra que sólo el 39% de los estadounidenses aprueba el desempeño de Biden, mientras que el 54% lo desaprueba. Biden también recibe calificaciones mixtas sobre cómo ha manejado la pandemia.

Steve Israel, ex representante de Nueva York y ex presidente del Comité Demócrata de la Campaña del Congreso, dijo que para que Biden y los demócratas tengan alguna posibilidad en noviembre, deben convencer a los votantes de que la COVID-19 ha quedado sustancialmente atrás y la gente tiene que «sentir que la economía está mejorando».

«El problema es que no hay forma de predecir o construir una estrategia política que gestione esos acontecimientos externos», dijo.

Categorías
COVID-19 Internacional

INTERNACIONAL || China vuelve a confinar como hace dos años

Dos años después del inicio de la pandemia, China ha regresado a los confinamientos de 2020, de forma que unas 36 millones de personas de diferentes puntos del país se encuentran en cuarentena ante el incremento de los contagios por COVID-19.

La variante Ómicron, detectada en el gigante asiático hace dos meses, ha sido la principal responsable de la decisión adoptada por el Gobierno chino. Ciudades importantes del país como Shenzen o toda la provincia de Jilin viven nuevos confinamientos, con medidas más duras en Jilin, donde sus habitantes no podrán salir de sus casas durante tres días.

China ha optado por el cierre de escuelas y el regreso del teletrabajo en las áreas restringidas. En Shanghái, por ejemplo, además del cierre temporal de los centros escolares, también se han optado otras medidas, como la construcción de nuevos hospitales.

En Jilin, los ciudadanos no podrán salir de casa y sólo podrá hacerlo una persona de cada vivienda cada dos días. Solamente se puede abandonar el domicilo por razones de peso como ir a comprar productos de primera necesidad a supermercados o a las farmacias para comprar medicamentos. Además, se realizarán test de antigenos a la población.

La decisión de decretar un confinamiento también ha traído consigo el cierre de las fábricas y de las sedes de algunas empresas. Según informa la ‘BBC‘ algunas como Toyota, Volkswagen y el proveedor de Apple, Foxconn, han detenido algunas de sus operaciones que llevaban a cabo en el país chino, y están a expensas de que finalice el periodo de confinamiento decretado.

Cierre de Jilin y pánico en Guangzhou

Sobre el cierre de la provincia de Jilin, se trata de la primera vez que el Gobierno estatal decide cerrar una provincia entera, desde que hiciese lo propio con Hebei y con Wuhan al principio de la pandemia. El confinamiento de Jilin se suma al impuesto en la ciudad de Changchun, de unos nueve millones de habitantes, donde se realizan desde el pasado 11 de marzo hasta tres rondas de test a toda la población y donde se ha prolongado el confinamiento durante tres días más.

En ciudades como Guangzhou, el nerviosismo en cuanto al COVID-19 regresó después de que la situación haya llegado casi límite en la feria de la ciudad. Se produjo un éxodo en el recinto para abandonar cuanto antes la instalación. La razón es que según informa el diario chino Huanqiu, se habría detectado una persona positiva en el lugar y multitud de personas han intentado huir deprisa.