Biden anunció nuevos esfuerzos de respuesta al covid-19 y dice que pondrá a disposición mascarillas gratuitas de alta calidad

El presidente Joe Biden anunció este jueves los esfuerzos de la administración para responder a la creciente pandemia de covid-19 mediante pruebas adicionales, el aumento del apoyo médico y el incremento del suministro de mascarillas de alta calidad.

Lo hizo al tiempo que exponía un claro argumento para vacunarse y reforzarse, pidiendo a quienes no lo han hecho que dejen de «obstaculizar el camino», mientras que renovó los llamados a los gigantes de los medios de comunicación para combatir la propagación de la desinformación.

Biden reiteró la importancia de las mascarillas al anunciar que la próxima semana se darán nuevos detalles sobre las mascarillas gratuitas de alta calidad, como las KN95 y las N95.

«La semana que viene anunciaremos cómo vamos a poner a disposición del pueblo estadounidense mascarillas de alta calidad de forma gratuita. Sé que todos deseamos acabar de una vez con el uso de mascarillas. Lo entiendo, pero son una herramienta realmente importante para detener la propagación, especialmente de la variante ómicron, altamente transmisible», dijo en la Casa Blanca antes de una sesión informativa virtual de los equipos médicos militares sobre el terreno.

Este miércoles, el coordinador de la respuesta de la Casa Blanca al covid-19, Jeff Zients, dijo a los periodistas que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) no cambiaron sus orientaciones sobre el uso de las mascarillas, pero que el gobierno de Biden está «considerando firmemente» poner a disposición de los estadounidenses mascarillas de mayor calidad, como las N95 y KN95.

Este jueves, Biden calificó el uso de mascarillas como un «deber patriótico», señalando una estadística que indica que aproximadamente un tercio de los estadounidenses no usan mascarilla, dejando claro que entiende que «no es cómodo» y es un «dolor de cabeza».

El Presidente también anunció una nueva compra de 500 millones de pruebas adicionales de covid-19 que se suman a los 500 millones de pruebas rápidas gratuitas que se harán en casa a través de un sitio web, en medio de la continua demanda de pruebas y la continua escasez.

«La semana que viene pondremos en marcha un sitio web en el que se podrán solicitar pruebas gratuitas que se enviarán a domicilio. Y además de los 500 millones de pruebas que están en proceso de adquisición para ser enviadas a su casa de forma gratuita, hoy mismo. Estoy dando instrucciones a mi equipo para que adquiera otros 500 millones de pruebas para distribuirlas gratuitamente. Me refiero a mil millones de pruebas en total para satisfacer la demanda futura. Y seguiremos trabajando con los minoristas y los vendedores en línea para aumentar la disponibilidad», dijo.

Añadió que la administración sigue sumando centros de pruebas administrados por el gobierno federal y destacó las nuevas medidas para hacer que las pruebas sean reembolsables a los que tienen seguro.

Biden también describió la respuesta federal, que incluye el despliegue de personal militar en seis estados muy afectados para ayudar a resolver la escasez de personal en los hospitales.

«Hoy estoy anunciando nuestro próximo despliegue de seis equipos médicos federales adicionales –un total de más de 120 personal médico militar– a seis estados muy afectados: Michigan, Nueva York, Nueva Jersey, Ohio y Rhode Island», dijo.

Desde el Día de Acción de Gracias, señaló, se han desplegado más de 800 militares y otros miembros del personal federal en 24 estados, tribus y territorios, incluidos más de 350 médicos militares, enfermeras y personal sanitario. También están activados más de 14.000 miembros de la Guardia Nacional en 49 estados. Todos estos despliegues, señaló, están totalmente pagados por el paquete de ayuda de covid aprobado por el Congreso a principios del año pasado.

Dijo que también ordenó a la FEMA que se asegure de que haya suficiente capacidad de camas de hospital en todos los estados.

Biden también ofreció una clara advertencia de la importancia de vacunarse para combatir mientras sus críticos citan el aumento de los casos entre las personas que están completamente vacunadas.

«Sé que todos estamos frustrados al entrar en este nuevo año. La variante ómicron está causando millones de casos y hospitalizaciones récord. He estado diciendo que mientras permanecemos en esta pandemia, ésta es una pandemia de los no vacunados. y quiero decir con esto que ahora mismo, tanto los vacunados como los no vacunados están dando positivo, pero lo que ocurre después no podría ser más diferente», dijo.

Y continuó: «Si las personas vacunadas dan positivo, en su inmensa mayoría no tienen ningún síntoma, o tienen síntomas leves. Y si no están vacunados, si dan positivo, tienen 17 veces más probabilidades de ser hospitalizados», y añadió que las muertes se han reducido «drásticamente» en comparación con esta época del año pasado.

Posteriormente, hizo un llamamiento más contundente y dirigido a los millones de estadounidenses que aún no se han vacunado, advirtiendo que no solo están al margen, sino que están en el camino.

«Ha sido un largo camino. Pero lo que está claro es que saldremos adelante cuando todo el mundo ponga de su parte, no importa dónde vivas, no importa tu partido político, tenemos que luchar juntos contra esto. Desgraciadamente, mientras nuestros militares están dando un paso adelante, como siempre lo hacen, hay otros que se quedan al margen y, lo que es peor, se interponen en el camino. Si no te has vacunado, hazlo. La elección personal nos afecta a todos: a nuestros hospitales, a nuestro país», dijo.

Médicos federales son «parte de la primera serie de despliegues» para ayudar en la actual ola de covid-19

La ola de covid ha sometido a los hospitales de todo el país a una tensión considerable. Y, para combatir la enorme presión sobre los servicios sanitarios que se produce a medida que más miembros del personal se declaran enfermos por el virus, los dirigentes estatales promulgaron procedimientos de emergencia para ayudar a los hospitales a hacer frente a la situación.

«El repentino y pronunciado aumento de los casos debido a que ómicron está dando lugar a un recuento diario de casos, enfermedades, absentismo y tensiones sin precedentes en nuestro sistema de atención sanitaria», declaró el miércoles la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Biden anunció el mes pasado planes para movilizar a 1.000 médicos militares para ayudar a los hospitales desbordados en medio de la ola de ómicron. «Estos son solo parte de la primera serie de despliegues», dijo el funcionario de la Casa Blanca sobre las últimas movilizaciones. «Los equipos seguirán siendo movilizados y desplegados donde se necesiten en las próximas semanas para hacer frente a ómicron».

FUENTE: CNN ESPAÑOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: